miércoles, 6 de octubre de 2010

LENIN MORENO admite haber recibido propuestas para derrocar al presidente.

***SNN
EL CLARÍN - ARGENTINA
El vice de Correa: “Me preguntaban si iba a asumir y les dije que no”
Por primera vez, el funcionario admite haber recibido propuestas para derrocar al presidente.


Por: Gustavo Sierra
QUITO. ENVIADO ESPECIAL


MORENO.“MUY PRONTO SE VERA CLARAMENTE QUE ACA HUBO UN COMPLOT”.


"Hubo un claro intento de asesinar al presidente", aseguró el vice de Ecuador. Por Gustavo Sierra, enviado especial a Quito.


Lenin Voltaire Moreno, Sale la delegación de empresarios japoneses y entra otra de niños con capacidades especiales que ganaron una olimpíada. Otra señora, que parece importante, tiene una audiencia improvisada de diez minutos. Ahora es el turno del periodista de Clarín . El vicepresidente Lenin Voltaire Moreno (¡qué nombre!) termina de leer unas resoluciones que debe firmar e inicia un diálogo en su amplísimo despacho en el que admite, por primera vez, haber recibido propuestas para derrocar al presidente Rafael Correa mientras éste permaneció diez horas recluido en el hospital de la policía el jueves pasado tras una rebelión de los uniformados por reivindicaciones salariales. “En ese momento me preguntaban si yo iba a asumir y les dije que no, que ese es un comportamiento carroñero, zopilote”, recuerda en una entrevista con este diario.


Fue, sin duda, un intento de golpe de Estado. El presidente estaba secuestrado, no tenía las garantías para salir. Ya ha visto usted las consecuencias cuando los comandos del Ejército lo liberaron. Estábamos en conversación permanente con el Presidente y hacía cumplir sus disposiciones. Incluso podía seguir emitiendo decretos con firma electrónica. Entonces no había ninguna razón para asumir el gobierno. En ese momento fue que le manifesté que pensaba llamar a una rueda de prensa para ratificarle públicamente mi apoyo, mi lealtad al proceso de la Revolución Ciudadana. Y confirmarle que estamos a la disposición de él que es el líder máximo del Ecuador, del partido, del movimiento.


Bueno, eso era obvio. Correa nunca dejó de estar en control de la situación.


Sí, pero en ese momento me preguntaban si yo iba a asumir y les dije que no, que ese es un comportamiento carroñero, zopilote, que había en el pasado de esperar que un presidente tenga una situación difícil para aprovecharse, es algo ya muy viejo. La revolución Ciudadana incluye lealtad.


¿Por qué tuvo que ratificar esa lealtad? Bueno es que uno recibe mensajes, recibe propuestas no muy correctas y para evitar cualquier tipo de susceptibilidades. En la circunstancia en que estaba el presidente era mejor ratificar nuestra lealtad.


¿Entonces, usted recibió propuestas para asumir el poder? Sí, pero no directas de los sectores que estaban sublevados, sino más bien las de la típica persona que no está de acuerdo con el Presidente de la República y manifiesta eso de “Vicepresidente, aproveche y asuma”. Son mensajes o llamadas, algún comentario que uno siempre escucha.


Si no provenían de los sublevados, ¿los mensajes llegaban de políticos de la oposición afines a los militares? No, directamente. Más bien particulares. Pero que expresaban el deseo de otros con intereses más oscuros.


¿Era gente de Lucio Gutiérrez (el ex coronel y ex presidente que el gobierno acusa de estar detrás del intento golpista)? No, no, directamente. Era de esas gentes que lo llaman a uno. Es una de esas cosas que le debe ocurrir a todo el mundo.


No a todo el mundo. Había una situación de sublevación y lo estaban induciendo a usted a derrocar al Presidente.


Bueno, sí. A mi me sucedió. Suele ocurrir en un país acostumbrado a que la vicepresidencia conspire con regularidad.


Y lo veían a usted como un líder que podría asumir y ponerse al frente de la rebelión.


No es porque le tengan afecto al vicepresidente. Es porque están contra el Presidente y desearían que ocurriera alguna catástrofe política, un cambio de gobierno. Pero eso no va a ocurrir.


¿Qué pruebas tiene de que esto fue un golpe de Estado? En los mensajes que se lanzaban en el mismo recinto vivando a un ex presidente que supuestamente fue más benévolo con las remuneraciones de las Fuerzas Armadas. Había panfletos llamando al golpe. Y había personas gritando lemas conspirativos.


¿Lo que usted quiere decir es que Lucio Gutiérrez estaba detrás de la rebelión policial? Sí, esos eran los gritos que se escuchaban. Vivas a ese señor.


¿Cómo es posible que unos pocos policías pudieran tomar el poder? Mire, hubo un claro intento de asesinar al Presidente de la República. No se atrevieron a matarlo dentro del recinto del hospital. Seguramente esperaban la noche. Lo desbaratamos porque a la noche ya teníamos organizado el rescate. Pero ellos tenían los francotiradores que dejaron el carro, que ellos presumían que iba el presidente, como una regadera. Es claro que había francotiradores apostados para asesinar al Presidente.


¿Y esos francotiradores eran de la policía o de los grupos civiles que usted señala como conspiradores? Eso lo tendrá que determinar la investigación judicial.


¿Usted asocia a esos francotiradores a la gente que lo llamó para que asumiera el poder? No, todo eso tiene que ser investigado por la Justicia. Pero ya se sabrá. Muy pronto se verá claramente que acá hubo un complot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada