lunes, 13 de septiembre de 2010

Interprovinciales, con llantas lisas y papeles caducos

***SNN
DIARIO HOY

A diario, alrededor de 1 200 unidades son revisadas por efectivos de Policía de Tránsito en terminal de Quitumbe

Labrado de las llantas, sistema de luces, neblineros y plumas, en perfecto estado, más la matrícula, licencia y SOAT vigentes son los requisitos que deben cumplir las unidades interprovinciales y sus choferes, para salir de las terminales terrestres de Quitumbe (sur) y Carcelén (norte).

Los controles se intensificaron desde el 2 de septiembre pasado, a raíz de los últimos accidentes de tránsito entre los que se encuentran el que se produjo hace más de 15 días en el sector de Yambo, donde fallecieron 42 personas, que viajaban de Cuenca a Quito, en un bus interprovincial de la cooperativa Oriental.

La revisión de los buses está a cargo de diversos grupos conformados por efectivos de la Policía Nacional de Tránsito, las 24 horas.

Segundo Camacho, uno de los policías asignados al control, señaló que la principal falla por la que los vehículos son impedidos de salir de la terminal es tener una o varias llantas lisas.

La falta es considerada una contravención grave de primera clase que se sanciona con seis puntos menos en la licencia de conducir y $100 de multa. La unidad de placas CAE-347, de la cooperativa TAX Gacela fue una de ellas. Lo ideal es que los neumáticos presenten 1,5 cm de labrado.

Otra de las causas es la caducidad de los documentos. En segundos, los policías verifican los datos del conductor y la unidad, a través del FDA-600, un sistema tecnológico con acceso a la base de datos de la policía. En seis días 80 buses fueron sancionados por tener el SOAT caducado y las llantas lisas.

En Quitumbe en 10 minutos se revisan un promedio de 12 unidades. Esa terminal recibe al 80% del transporte interprovincial e intercantonal que ingresa por el sur de Quito. En ese porcentaje se incluyen alrededor de 1 200 buses de 87 operadoras, que mueven alrededor de 20 mil pasajeros diarios.

Camacho indicó que a raíz de los operativos la mayoría de buses se ajustan a los requerimientos técnicos.

Los pasajeros son los más satisfechos con los controles. Para Gonzalo Saltos quien se dirigía a Santo Domingo: "la revisión es positiva porque los transportistas están obligados a mantener en buen estado los buses", pero resaltó la falta de control de las frecuencias. "Las unidades salen de la terminal y comienza la carrera con otros buses", dijo.

Con ello coincidió Édison Prócel quien cubre la ruta Ambato-Quito. "Los carros salen con menos de cinco minutos y se inician los correteos en la vía. El intervalo debería ser de por lo menos 10 minutos", manifestó.

HOY constató que en menos de cinco minutos tres buses de la cooperativas Flota Pelileo, Amazonas, Ciro y San Francisco con diversos rumbos, pero que pasan por Latacunga y Ambato, salieron de la terminal con menos de 10 pasajeros cada una. Avanzaron hasta Guajaló donde un policía les retiró los sellos de las puertas, para evitar que se recojan pasajeros en ese tramo.

De allí en adelante los dos carriles de la Panamericana sur se convirtieron en una pista donde se compite por los pasajeros que aguardan en Tambillo, Alóag, ...hasta llegar a Ambato. Las unidades no son detenidas a pesar del control policial. (NJ)


Medida con aceptación
Los choferes de los buses interprovinciales consideran acertado el control técnico de las unidades porque así obligan a que sus propietarios hagan un mantenimiento constante. "No hay plata dele no más, nos dicen los dueños cuando les pedimos que cambien algo a la unidad", comentó Fernando Cachiguango, conductor.

Los operativos en las dos terminales de Quito continuarán por tiempo indefinido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada