jueves, 22 de marzo de 2012

Los Ríos!!! Padre y dos hijos mueren atropellados despues del partido Emelec-Lanús

***SNN



¡Noche azul terminó en tragedia! Un padre y sus dos hijos menores de edad murieron en el fatal choque en vía Yaguachi-Jujan


¡“Trailerazo” acabó con toda una familia!


Las víctimas retornaban a Babahoyo desde Guayaquil, luego del partido entre Emelec y Lanús en el estadio Capwell. Sus cuerpos quedaron destrozados dentro del auto.


Rescatistas tardaron dos hora

A un mes de registrada la tragedia entre un bus de la cooperativa Express Sucre con uno de Trans Esmeraldas, donde murieron seis personas en la carretera Yaguachi-Jujan, un nuevo accidente de tránsito de similares características y en la misma vía cobró esta vez la vida de tres miembros de una familia.


Caía la noche del martes y entre los 15 mil espectadores que acudieron al estadio Capwell, de Guayaquil, para observar el partido Emelec-Lanús, estaban Cliford Octavio Campuzano García, de 58 años, y sus dos hijos Cliford Octavio y Claudio Alejandro Campuzano Riofrío, de 17 y 12 años respectivamente.


La familia asistió al encuentro deportivo y, al igual que todos los demás hinchas eléctricos, salió triste del estadio debido a la derrota de la escuadra “azul”. Esta fue la última vez que verían jugar al equipo de sus amores, pues de regreso a casa un doloroso final esperaba por ellos.


FATAL IMPACTO
Eran aproximadamente las 22:30 y el auto Chevrolet Grand Vitara, color blanco, de placa GSB-1609, donde se transportaban los Campuzano, se movilizaba por el kilómetro 34 de la vía Yaguachi-Jujan, de regreso a la ciudad de Babahoyo, donde habitaban.


Pero fue un kilómetro más adelante, en el 35, donde la muerte los agarró a los tres.
De repente, un tráiler color blanco, de placa XAI-065, que transportaba banano hacia Guayaquil, colisionó de frente contra el Vitara.


El brutal impacto ocasionó que los dos automotores caigan a la cuneta llena de agua.
La fuerza de la colisión hizo que la parte frontal del auto Chevrolet quede como “acordeón”, aprisionando a sus ocupantes en el interior.


DOLOR EN FAMILIARES
El tránsito se paralizó. Habitantes de los alrededores que escucharon el fuerte estruendo salieron de sus casas. La Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) llegó a los pocos minutos.


Las sirenas de los rescatistas de la CTE y Bomberos acudieron al punto.

Con ayuda de una grúa, el Chevrolet fue retirado de la zanja con las víctimas aún en el interior y el rescate de los cadáveres se realizó en la calzada. Los trabajos para liberar a los fallecidos demoraron cerca de dos horas.


Familiares de los occisos fueron informados de la tragedia y empezaron a llegar.

En esos instantes, la Policía tuvo que colaborar, pues varios parientes desesperados querían abrazar a sus seres queridos. Fue un momento triste que consternó a todos, ya que tres vidas se habían perdido.
El dolor no era ajeno para las decenas de curiosos que entre lágrimas se condolían de la tristeza de los familiares de las víctimas, quienes agarrándose la cabeza y gritando de impotencia afloraban sus sentimientos al ver los cuerpos de los menores de edad y de su padre destrozados.


Jairo Baños, subteniente de la CTE, informó que el conductor del tráiler logró ser detenido y fue conducido hasta los calabozos del destacamento de Milagro.


“No nos imaginamos que esto pasaría, mi cuñado y los dos niños están ahí dentro, no se imaginan cómo está la madre, acaba de perder a su esposo y sus dos hijos, queremos que se haga justicia”, dijo entre lágrimas Amarilis Villamar, familiar de los occisos.


Uno de los curiosos, José Caicedo, indicó que la llanta del tráiler explotó segundos antes de la tragedia. Otros manifestaban en cambio que el vehículo pesado invadió carril mientras rebasaba.
Los peritos de la CTE realizan al momento las investigaciones para determinar las posibles causas del mortal accidente que acabó con la vida de tres personas de una misma familia, quienes son veladas en el centro de Babahoyo.


Conmoción en Babahoyo por la tragedia

Babahoyo, Los Ríos
La muerte del conocido empresario Cliford Campuzano García y de sus dos hijos generó conmoción en la población fluminense. Desde las primeras horas de la mañana de ayer comenzaron a llegar a la sala de velaciones Mas, ubicada en las calles 10 de Agosto y Rocafuerte, donde permanecían los cuerpos.


Henry Campuzano, familiar de las víctimas, señaló que también tenía previsto acompañarlo al estadio para observar el partido de Emelec contra Lanús de Argentina, pero no pudo ir.


Con nostalgia recuerda que su hermano y sus sobrinos salieron de Babahoyo a las 16:30 rumbo a Guayaquil y cerca de las 17:30 recibió una llamada telefónica en la que le indicaban que ingresaban al estadio.


Desde ese momento no tuvo más contacto con ellos, hasta cuando unos amigos, choferes de la cooperativa de transporte FBI, que cubren la ruta Babahoyo-Guayaquil, le avisaron del accidente que habían sufrido.


Cliford Campuzano García era mecánico industrial, dueño de un taller en las calles 6 de Octubre e Isaías Chopitea; su hijo Cliford Octavio Campuzano Riofrío este año culminaba sus estudios secundarios en el colegio Ecomundo, mientras que Kléber Alejandro recién iba a segundo curso. El sepelio está previsto para hoy, a las 12:00, en Bahahoyo.




Fuente: EXTRA*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada